+34 942 037 177 psicologa@azucenaaja.es

Blog

Practicar atención plena en el presente

Atención plena

En nuestra vida cotidiana no resulta sencillo encontrar momentos para practicar la Atención Plena (Mindfulness) de hecho lo que más practicamos es la desatención y el modo que más usamos es el de la multitarea.

Si nos resulta difícil hacer algo sencillo como Parar y Observar es porque hemos sido educados en el hacer, buscando ser productivos y no perder ni un segundo de tiempo porque ya se sabe que “el tiempo es oro”. Lo que no se conoce tanto es que esta frase procede de los tiempos de la revolución industrial, cuando se les pedía a los obreros que produjeran en cadena todo tipo de mercancías. También por ese tiempo empezó a surgir el “tiempo de ocio” y yo me quedo con la frase de uno de mis escritores favoritos José Luis Sanpedro “el tiempo es vida”. Y la vida es ahora, el presente.

En algunos grupos de mujeres cuando les planteo estas ideas se sorprenden porque sostienen como mérito su capacidad de estar en varias cosas a la vez y además tienen la sensación de que pueden hacer varias cosas simultáneamente, hacerlas bien y ser productivas, dado que ahorran tiempo. En general en nuestra sociedad la educación de las mujeres orientada al cuidado de otras personas facilita la multitarea. Y los hombres tampoco escapan a su influjo en la medida que tratan de ser profesionales competitivos y productivos. Ambos, hombres y mujeres en el mundo occidental tanto en el campo personal como profesional estamos instalados en el “modo hacer”, atrapados la mayor parte del tiempo en el flujo de los pensamientos, viviendo en la mente más que en la realidad. Yendo en piloto automático, aturdidos y apegados a nuestra experiencia interna de emociones y pensamientos.

El “modo hacer” es útil para muchas de las cosas que hacemos en la vida y sobre todo para resolver problemas. Tenemos una mente “pensante” que es una verdadera máquina de resolver problema, “una máquina de razonar” a nuestro servicio que nos ha permitido sobrevivir como especie desde hace millones de años y crear el mundo como lo conocemos. También tenemos una “mente observadora” que apenas desarrollamos e igualmente es útil en muchos momentos para estar en el Aquí y Ahora del momento presente.

Te propongo este video de un minuto grabado en mi última ruta por la montaña para que practiques 1 minuto con tu “mente observadora”.

Sólo necesitas 1 minuto!!!

1 minuto que puedes ampliar a varios momentos del día: 1 minuto por la mañana, 1 minuto por la tarde, 1 minuto por la noche son 3 minutos diarios de presencia, atención plena y observación

Y 3 minutos diarios son 21 minutos semanales!!!!!

21 minutos semanales es mucho mejor que nada.

Y si necesitas algún dato más para animarte con esta practica puedo decirte que los estudios con personas que practican a menudo muestran que:

Mejoran el rendimiento
Aumentan su capacidad de concentración
Favorece la inteligencia emocional
Resultan más creativas
Mejoran la concentración en el trabajo, estudio.
Facilita la autorregulación y con ello las relaciones interpersonales

No te hace más feliz o no de forma permanente. No busques eso en la practica de la Atención Plena (y en general te recomiendo que no persigas la felicidad porque es el camino directo al sufrimiento) Pero sí te hace más consciente y más capaz de habitar en el presente.

6FE063B99B7FFCF13A0A7987F63F6B38